sábado, octubre 6

¡¡Ya no aguanto más!!! : esto es un desastre

... si fuera creyente de las teorias de conspiración pensaría que el mal servicio que hemos tenido durante la última semana con la energía eléctrica es como planeado para provocar caos y desasosiego general.

Me siento impotente. Esta última semana el servicio eléctrico ha sido una soberana PORQUERIA. Es inaudito que tengamos intermitencias y apagones día por medio, como si esto fuera una isla del Caribe con precario suministro. Acá no deben pasar esstas cosas, y sin embargo suceden con una frecuencia preocupante.

El domingo se fue la luz dos veces en mi urbanización. El primer apagón duró como 10 minutos. Leve pestañeo, si acaso un segundo de luz y nuevamente oscuridad total. Prendí varias velas en la entrada de la casa por si Jesús llegaba, no se fuera a caer por la escalera. El segundo apagón duró poco más de 15 minutos. En ese tiempo tuve de nuevo que ir a desenchufar los teléfonos inalámbricos y verificar que nada estuviese "encendido" para evitar que un repentino regreso de la energía pudiese sobrecargar los circuitos y fundir los aparatos. Cuando Jesús se asomó a la puerta, yo estaba tratando de leer el diario en el sofá, a punta de linterna auxiliar.

El martes de nuevo incidente molesto. Un apagón breve, quizá 5 ó 7 minutos; aún había algo de luz solar así que pude movilizarme por la casa sin linterna. Miércoles nueva repetición. Yo en pleno proceso de hacer la cena, toda entuciasmada y el apagón se presentó. de muy mala gana. Tomo la linterna. El celular indica que ha transcurrido casi 10 minutos. Me resigno tranquila. Ya el mal humor empieza a asomarse pero respiro. De pronto regresa la luz y todo de nuevo es maravilloso. Pero como dicen por ahí, la felicidad duró muy poco. Monto de nuevo la cena, apuro el paso para que al menos quede cocida y ¡zas! apagón número dos. Este si que fue masivo. Afuera ni luna hay esa noche. Ando totalmente fastidiada. El barrio al fondo está iluminado, vivito, perfecto, la música de la fiesta habitual me acompaña. Estuve casi 20 minutos a oscuras.

Esa noche dormí con intermitencias. Me pasaba por la mente que de haber otro apagón los relojes digitales de la tele y del microondas quedaban inactivos y yo luego, me quedaría dormida en la mañana. Mi temor se presentó por partida doble. Escucho el sonido familiar del apagón. Que ladilla, esta vaina me va a dañar la nevera... trato en vano de despertarme completamente y desenchufar todo pero no puedo. Leve pestañeo de la luz, todos los reguladores se reactivan, nevera, vinera, televisión, computadora, tel....¡zas! apagón de replica. Vienen en pares, es un patrón extraño. No sé cuanto tiempo pasó, pero no pegué un ojo hasta el amanecer.

Ya el jueves me daba igual, pero mantenía algo de optimismo. Quien sabe y hoy hay luz continua; todo parecía normal. Como a las 7:15 pm recuerdo que debo ir a la farmacia y como cierran antes de las 8, dejo la laptop encendida y conectada a internet para retomar sin demora mi asunto laboral en el que trabajo... No sé cuando empezó el apagón de es anoche pero ha sido el más largo hasta ahora. Quizá pasé 45 minutos entre ir y venir a casa de la farmacia. La oscuridad cubría todo a mi regreso. Desde la calle, fuera de la urbanización, varias cuadras antes de llegar. Negro cerrado. Que peligroso luce todo así.

Al llegar a casa traté de invertir el tiempo en lo habitual; me puse mis guantes y lavé los platos pendientes. El apagón era completo en la zona. Después de media hora me aburrí mucho y enchufé el teléfono analógico para al menos conectarme con el resto del mundo. Hablé con mi hermana buscando una respuesta similar a mi caso, pero por su casa todo bien. Que vaina...

Se me ocurrió aprovechar la batería de la laptop y segir con el email que dejé a medio camino pero ¡caramba! sin energía no tengo internet. Ya ni trabajar puedo. Estoy que pe pellizcan y suelo bilis. Todo desenchufado. Todo solo. En silencio. No quiero ni abrir la nevera para preservarle el frío. Esta vez cerré la puerta principal con doble llave. Quizá este es el momento en que los malandros se apoderarán de las casa, desvalijando todo en la penumbra. No me tomarán por sorpresa. Tengo mi linterna a mano. Ilumino a todas partes, por las ventanas hacia afuera pero nada, todo esta negro. El celular indica que ya van más de 45 minutos. Los platos están limpios, así que agarro la lechoza y la pelo con esmero, la rebano, la pico en lonjas, la guardo en la nevera... necesito algun incentivo, esta soledad y oscuridad me tienen harta.

Ya solo espero el allanamiento de morada. Si algo ocurre nadie se enterará de las noticias hasta que regrese la luz. EL celular está extraño, pierde señal sin razón aparente. La casa se hace muuuy pequeña en momento así. Me senté en el sofá a esperar. Pestañeo leve, click, click, click. El regulador de voltaje de la computadora y la nevera se manifiestan. Creo que finalmente se hizo la luz. Una hora diez, una hora cinco... ¡¡¡1 HORA SIN LUZ; EN APAGON!!! ¿quién se responsabiliza por esto? ¿le preocupa a alguien que la negligencia me cause severos daños en los electrodomésticos? ¿quién asume las consecuencias en un quirófano? ¿acasó la EDC indemnizará a los viejitos o a los niños que se tropezaron y/o se lesionaron bajando una escalera o que se quedaron atrapados en un ascensor? NAAAADA DE ESO.

Uno debe calársela. ¿A quién le reclama uno estas fallas tan extrañas y seguidas en el servicio? vaya ud. a la EDC y verá que ellos se excusan con una frase elegante y una sonrisa en el mejor de los casos. CALESELA AMIGO MIO. Este seriado de noches sin luz es regalito recurrente en el 2007. Ya es demodé, anticuado, out avisar o hacer "apagones programados" como ocurría antes. Esto se repite a cada rato y no hay ni siquiera una disculpa chiquitica en ningun medio público. Uno debe pagar sus facturas y agradecerle al supremo dios del mundo que el servicio de energía eléctrica aún sirve, que podemos usar electricidad para vivir como seres humanos modernos en una ciudad moderna, sin tener que recurrir a las fogatas, total en Cuba los apagones son moneda corriente. ¿Y entonces? ¿hasta cuando seguiremos con este mal servicio, con esta irresponsabilidad? Basta de negligencia vale!

5 comentarios:

enigmas exPRESS / Gandica dijo...

Cuando leí tu título sólo pensé en mi interior...y el tipo no ha cumplido todavía un año de su nuevo mandato

O sea, mi estimada: paciencia.

Nica La Goda dijo...

Por estos lados se fue la luz, dijeron en la EDC: el dia de hoy tendra el servicio de nuevo (10:00 am) en efecto el mismo dia regreso el servicio pero a la 11:50 pm en definitiva ellos parten de que el dia termina a la 12 de la noche. Tambien se va por intervalos de menos de un minuto y ya el dispensador de hielo se me dano...
En fin! Venezuela ahora es de todos!

Plop!! dijo...

Sí, Venezuela es de todos... de todos los cubanos!!! Qué triste.

Javier dijo...

No te preocupes MArtis, lo que sucede es que estamos exportado energia electrica, ¡como nos sobra!. Pronto nos tocara frotar dos varas para hacer fuego. SI,si,si.... pa´lla vamos.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Disculpa que opine..., pero pásate por Punto Fijo un día sábado. Si es posible después de un palo de agua. Levitarás.
Me dirás a cuento de qué, mi comentario.
Pues, en Pto. Fijo están las dos refinerías de ellas sale y entra TODO los dollares barrileros. Pues ninguno de ellos llega a las calles, trasporte público, alumbrado y servicios varios de esa ciudad.
Pto. Fijo tiene los problemas de Luz, de Agua, no tiene alcantarillas y, eso sí, muchos pero muchos bares.
En pocas palabras, todo lo peorcito de Venezuela.
Ya sé Caracas es la Capital, pero Punto Fijo y otras ciudades con algo que ver con esa cosa llamada Petroleo están muchísimo peor.

Todo lo mejor para ti y paciencia.