jueves, septiembre 20

Britney: ¡ups! estás despedida

... y no porque lo diga el Sr. Trump, si no porque parece que optó por despedirse de su carrera a lo grande.

Mucho se ha dicho de la reanimación de su carrera. Se creó curiosidad, expectativa, algunos esperábamos verla de nuevo actuando en los escenarios como antes, despertando comentarios, envidia y sobre todo, dando vida a decenas de columnas y centímetros de información positiva de su regreso. Negativo.

Britney lo hizo de nuevo. Creó conmoción, incertidumbre, cantó, se desvistió, sorprendió, causó polémica pero por lo contrario. Su actuación en los premios MTV fue terrible. La lluvia de críticas negativas no cesa, el video de la actuación es de los más vistos y colapsan todos los servicios online que lo tienen disponible ante tantas repeticiones de los fans, seguidores, críticos u ociosos que desean verla haciendo el show mas triste de los últimos que ha dado en su vida artítica.

Yo personalmente no ví la entrega de premios, pero he seguido el asunto por diversos medios en televisión, radio, prensa y uno que otro blog de chismes. Prefería no apoyar o rechazar nada hasta verla con mis propios ojos y oirla con mis propios oidos. Y lo logré.

Ayer por lo menos 4 vecesescuché en la radio el neuvo sencillo Gimme more! y preferiría imaginar que lo canta Paris Hilton, antes de admitir que la sra. Spear se quemó, quemadita, rostizada, carbón pues, pero no se puede tapar el sol con un dedo.

La chica se fundió el cerebro. Ya ni le suena la voz. La canción tiene buena música, ritmo pegajoso, gemidos, suspiros, rap y muuuuuchos efectos musicales que sin duda complementan la receta del hit pop del momento; pero no cala. La canción es sosa, es repetitiva, y de ella, la otrora joven de cuerpo atlético y voz sobre el promedio, casi nada se percibe. ¿Qué le pasó a la amiga pues? ya ni canta, ni baila, ni tiene el cuerpote, ni se ve bonita (okey, no me maten, ella es/era bonitica, mucho más que el promedio). Es muy lamentable.

Esa frase de la anfitriona de los premios MTV "esta chica ha alcanzado a los 25 años todos los logros que alguna vez tendrá en su vida" es muy dura y pareciera profética. Todas las estrellas que aparecen con grandes efectos e intensidad, pueden desinflarse en un momento, pasar una mala racha, pero se recuperan, se recomponen, se reinventan, bajan la intensidad o asumen su barranco jugando en una nueva liga. Quizá la Spear deba hacer lo mismo: si quiere seguir, deberá comprender que el público exige más calidad en lugar de solo gemidos sexys (porque además los gemidos deberían acompañarse con el cuerpo del siglo, y no con la chica gordita común y corriente). Si decide cambiar de liga, que use un poquitin más de ropa y cante canciones introxpectivas para que público la vuelva a ver con cariño, frágil, vulnerable y en recuperación.

Me da cosita. Las fotos del show solo muestran a una chica extraviada, ojos flotadores, rediculizandose frente a quienes alguna vez la admiraron. Britney lo hiciste de nuevo, y no, no es NADA bueno.

4 comentarios:

The One dijo...

Pues si, fue su peor presentacion. Las razones para eso solo ella las sabrá, por ahi dicen que si el tacon se le rompió, que si estaba ebria, que si lo hizo mal a propósito, que si estaba deprimida, etc. Pero de que lo hizo mal, lo hizo mal.

Jesús Nieves Montero dijo...

una participante más para the surreal life!

salud!

j.

Anónimo dijo...

Martis, quisiera hacerte una pregunta, es que no entiendo... ¿Qué llamas tú "efectos musicales"? Gracias.

Mariale divagando dijo...

Es triste...