miércoles, marzo 12

Desconcertante naturaleza: nuestra relación no se aclara

... porque cada vez que creo que he resuelto mis "issues" con ella, me sorprendo conque no es así del todo.

Regresa la época soleada, de calor, y con ella regresa el ciclo de los ratones molestosos. Hace casi 3 semanas se autoinvitó un pequeño roedor a mi cocina. No sabía que estaba, no sé cuando entró, lo cierto fue que luego de un par de días de viaje por trabajo me percaté de que en mi cocina había rastros que no eran de comida... y empezó mi malestar.

Dos llamadas de atención a mi esposo fueron estériles, tampoco que él medio hubiera visto algo moverse por los tabiques; no señor. Nada logró que tomara el asunto en sus manos, así que esperé sin ocultar mis quejas y preocupaciones al respecto. Luego de un par de días, viendo todo calmado, pensé que el animalito se había marchado por donde vino, razonamiento que solo remarca mi ingenuidad. Una noche, el asustado por el ratón fue mi señor esposo y en ese momento descubrí que el ratatoulliesco
problema era mayor de lo que había pensado.

- El: Ehhhh, el ratón.
- Yo: ¡¿qué, regresó?!
- El (escoba en mano): parece que no se fue.
- Yo (armada de coraje): dale esposo operación comando. Chutalo para acá, yo abro la puerta de la casa y lo sacamos.
- El: nop; se escabulló por entre los tabiques de la cocina.
- Yo: ¿y entonces?
- El: es mínimo... pero no es el que vi el otro día.
- Yo: ¡¿¿¿¿¿Cómo??!!!
- El: el que yo ví era marrón, y este es negro.
Yo morí como Condorito.

Treinta minutos después de la perturbadora confesión, busqué el envase viejo del veneno. En mi alma no quería matarlo, me revuelve el estómago pensar que tendría un nuevo ratón muerto por mis acciones, pero esta vez es más personal que antes. Simplemente con un bebé en camino NO puedo permitirme enfermarme por causa de sus desechos.

Cerré los posibles escapes de la tabiquería y dejé solo uno, justo allí coloqué el veneno y esperé. Nuevamente al cabo de un par de días pensé que se había acabado todo y casi respiro... hasta que la señora de limpieza me demostró que el animalejo seguía merodeando entre el suelo de mi cocina y los tabiques. ¿Qué pasó con el veneno y su efectiva guadalla? pues, las fechas de vencimiento de los envases ciertamente deben ser respetadas... el veneno había expirado hacía 6 meses.

Más asqueada que antes tomé una decisión drástica. Ese sábado logré convencer a mi esposo de salir a hacer mercado y luego ir a EPA a comprar "cosas para jardinería". El plan no escrito en el fondo giraba a encontrar, comprar y aplicar raticida (del tipo que fuera) en casa para atender la situación. Lo malo es que me volví demasiado niñita debil y no tuve agallas para comprar el veneno en el supermercado. Ni el veneno, ni la goma y menos las trampas. ¡¡¡ASCO!!!

En la ferretería, con el inesperado buen humor de mi esposo, entre aspersores, forros de carros y búsqueda infructuosa de alambre para amarrar bromelias aun tutor de fibra de coco, ¡ZAS! nos topamos con un repelente electrónico de RATONESSSS. ¡Felicidad, ven a mi!

Llegar a casa, enchufarlo y respirar fue casi lo mismo. Las indicaciones estipulan un lapso de 2 a 7 días para alejar a la peste de un radio de 100 mts2. VIIIIIVA mi casita es pequeña, el alcance es más que suficiente. Al tercer días empecé a creer en la efectividad del aparatico. No veo muestras del ratón, no lo oigo, la señora que limpia ni me tocó el tema (lo que demuestra que no encontró heces regadas por los gavinetes) y en el fondo ya estoy casi-casi 100% convencida de que el aparatico nos regresó el alivio.

...Ahora mi problema son las ardillas.

El aparatico las afecta a ellas también.... y a los azulejos, a las tortolitas y casi a todos los pajaritos que nos visitaban cada mañana. Bueno, las ardillas me producen sentimientos encontrados. A las locas esa les monté guardia cuando encontré a una infraganti comiéndose mis cambures, dentro de mi bandeja en mi cocina, y luego de estudiarlas descubrí que cada mañana, luego de alimentarse en el dispensador que le deja la dueña de la casa en su balcón, las muy bandidas se escurrían por el canal de lluvia del techo hasta llegar a mi ventana de la cocina. Una vez allí, entraban a robar de mi cesta de frutas lo que se les antojara.

Bueno, el asunto es que desde que puse el aparatico empecé a oirlas menos y al tercer día no las volví a ver en las ramas de la mata de mango. Ahora tengo mis dudas. No sé si deba quitar el aparatico; esas locas me alegran mucho el día cada vez que las veo...además la temporada de mangos está empezando y ellas son una delicia para mirar, cada vez que se comen un mango con sus paticas.... No sé. Este giro de la naturaleza si bien me parece inesperado, se corresponde simplemente con el ciclo de las cosas. Llega el calor, llegan los ratones. Llegan frutas maduras, llegan las ardillas alocadas. Una se descuida dejando la ventana de la cocina abierta y los animales llegan por veloz asociación. Un ciclo, un ciclo que debo aprender a manejar sin alterarlo mucho ni permitirle alterarme mucho. ¡En fin!

7 comentarios:

fitziane dijo...

Buena suerte con eso. Y si alejas el aparatico de la ventana. ?Todavia alcanzaria para espantar el raton de la cocina?

Mariale divagando dijo...

Puedes quitar el aparatico y usar otros métodos para mantener alejados a los ratones.

martis dijo...

Hola Fitzi y Mariale. Pues ya solucioné lo de las ardillas. Al irse el ratón lo que hice fue cambiar la frecuencia del aparatico y ellas regresaron. Hoy estuve viendolas todo el rato hace sus habituales carreras entre ramas y la verdad, esas locas me divierten mucho.
... solo espero que no reaparezca ratón alguno para seguir feliz con ellas.

Besos!

pelirroja78 dijo...

Hola Martis...yo tambien tengo ardillas en la mata de mi casa, las tenemos gordas a punta de mani en concha....Un besote y un sobon de panza

Anónimo dijo...

Martis, compre un producto llamado PROFIN en Ferretotal, me elimino las ratas de la casa, no las he visto mas, puse el producto afuera cerca de las puertas por donde pasan, se lo comieron todo (todo el pote) increible.

Canadian Pharmacy No Prescription dijo...

Lo ideal sería que consigas uin producto que aleje a los ratones, pero que no haga daño a los demás animalitos, además si mantienes la casa cerrada no tienen porque entrar a molestarte.

generic cialis dijo...

Yo también soy de la filosofía de no matar animales, pero la situación con los ratones son diferentes, porque ellos transmiten una infinidad de enfermedades.