sábado, mayo 24

Babby -shoppin en Panamá 1: toda una experiencia

... divertida, sofocante y alocada que hicimos hace unas semanas.

Luego de recorrer varias tiendas (desde almacenes hasta especializadas) en busca de cosas para bebé y comparar los precios, llegué a la conclusión que era mejor plan irnos a Miami o a Panamá, compar todo, hacer algo de "turisteo" (lo cual para mi era absolutamente accesorio y secundario) y regresar con todo lo que bebé necesitará en sus primeros meses de vida. La inversión era muy similar.

Tuvimos algunos intentos fallidos, varias rabietas y peleas de pareja por este tema. Mi esposo si bien decía apoyar la idea, actuaba como si prefiriera boicotearla cada vez que tuviese oportunidad, albergando quizá la muy vaga esperanza de que yo cambiara de opinión. Negativo y Dios además nos dió ayudas e incentivos inmejorables a medida que se cristalizaba el plan de compras para bebé.

Reto N° 1: los pasajes
El viaje se concretó en 1 semana.
Por la fecha y el destino no había buenas perspectivas. Actualmente viajar 1 persona a Panamá desde Caracas cuesta solo un poco más que irse en un paquete (hotel + avión) 2x1 a Miami. Nunca hay cupo disponible y el precio es astronómico.

Pero la mano de Dios empezó a ayudarnos: luego de horas viendo folletos, chequeando la web, pasar a agencias de viaje, rogarle a los amigos, apelar a recomendaciones, salté de internet a una agencia muy gande y conocida y empecé con ellos por teléfono. Yo estaba casi segura de que no había oportunidad cuando el chico me dijo "es que las ofertas que están publicadas en nuestra web son viejas, ya no están vigentes". Casi muero del impacto pero seguí adelante.

El chico muy gentil buscó día a día un espacio, alguna cancelación porque yo quería viajar YA, no en junio... y así fue. Consiguió 2 cancelaciones para un fin de semana, volando sin escalas y regresando en el vuelo de la noche, todo sonaba bien. ¡AH! lo cupos se correspondían con precios "manejables" el promedio era de 3 mil Bs p/p (sin impuestos) y estos salieron 30% más económicos (impuestos incluidos).

El detalle: hoy era miércoles, salíamos de viaje el jueves siguiente y regresábamos el domingo (solo 3 días en Panamá); además, la tendríamos
la certeza del hotel el lunes de esa misma semana del viaje... Aún así compramos. El viernes nos dieron los pasajes impresos.

Reto N° 2: los dólares
Tener los pasajes nos aliviaba mucho pero dada la situación cambiaria de mi país, decir "compro pasajes al extranjero y me voy" sin pedir los dólares que el gobierno le aprueba al viajero, es un lujo que contadas personas de clase media trabajadora como nosotros puede darse. Nosotros no podemos darnos ese lujo.

El detalle: Los trámites para lograr los dólares oficiales suelen tomar entre 07 y 15 días laborales ... nosotros teníamos 4 días laborales.

Los trámites incluyen llenar una planilla on-line a la cual solo se puede acceder un día de semana específico, durante las horas aprobadas para esa consulta. Los días se asignan de acuerdo al número de cédula de cada quien y el tráfico del site es tan alto en vista de estas restricciones, que lograr conexión a veces toma muuuuchas más horas que las establecidas para conectarse.

Jesús casi tira la toalla.... y yo también. Hicimos lo que pudimos. Él ya tenía adelantada la apertura de cuenta bancaria donde debe estar su dinero disponible en bolívares, para que el gobierno con base en eso, le apruebe los dólares. Por mi parte, los días que nos quedaban no me permitían hacer mi planilla para pedir dólares en efectivo así que confiaba en mi cupo ya aprobado y sin estrenar, en tarjeta de crédito.

Pedir los dólares en efectivo requiere presentar los pasajes aéreos impresos. Cuando Jesús metió los papeles en el banco solo tenía la pre-compra electrónica y las esperanzas. Yo si bien tenía aprobado el cupo de dólares para usar por tarjeta de crédito no tenía PIN válido para activarlo y el trámite por mi agencia bancaria demora 10 días, sin excepción. Sin el PIN de la tarjeta, tener el cupo de dólares aprobado y no poder usarlo en el exterior, es un drama como tener a la mamá y tenerla muerta: es decir: es inútil. Así que me fui a la agencia principal del banco y rogué a Dios ayuda.... y tanto a Jesús como a mí, nos la dio.

A Jesús le dieron los dólares a última hora del miércoles previo al viaje; yo logré nuevo PIN ese miércoles a medio día, lo probé vía web en la tarde pero realmente lo verifiqué en un ATM local la mañana del jueves.... ese mismo jueves en que debíamos estar montándonos en el avión. De hecho, una vez probé la tarjeta con éxito en el ATM local, llegué a casa, me cambié de ropa y corrí a terminar de armar maletas, pues el taxi que nos bajaría al aeropuerto llegaba a casa en menos de 35 minutos.

Reto 3: hotel.
Todo suena ok a estas alturas, ¿no? solo que el lunes comenzamos la semana SIN reserva de hotel. Ese día tuve que salir de mi trabajo para ir a las oficinas del mayorista de turismo, porque tenían problemas con el punto electrónico de pago. Dejé todo y me fui desbocada. Cerraban a las 12:30, debía hacerse el pago hoy y me avisaron a las 11:45. Crucé la ciudad, llegué al lugar, me estacioné y estaba frente a la recepcionista jadeando en 20 minutos; todo un record en hora pico aquí en esta ciudad. La sorpresa: la chica impávida me informó que la caja estaba cerrada porque "ellos terminan media hora antes" y me pidió que regresara 2 horas más tarde. Exploté. Justo en medio de mi volcánica reación me llamó el chico de la agencia de viajes y me lo comí al teléfono. Esto es un irrespeto. Señora entienda. Cancela todo. Disculpas, disculpas, disculpas hoy no hay nada que hacer. Regrese más tarde.


Me fui furiosa y con hambre. Mi hora del almuerzo finalizaba, seguía sin hotel y viajaba ese jueves. Por internet conseguí un par de sitios que sonaban bien y el precio era sorprendente. Un par de llamadas a mi esposo. Furioso él, furiosa yo, buscamos por acá y por allá. "Déjame ver si consigo algo mejor" fue su respuesta pero ya no le paré más. Llamé directamente a Panamá a 1, 2, 3 hoteles. No hay cupo señora, verifique en tal parte... conseguí uno que se veía muy bien en fotos, hice la reserva web y recé. La confirmación llegaría el martes. ¿Quedaría algo de cupo en dólares para compras por intenet disponible en mi tarjeta de crédito? ¡ojalá!

El martes amaneció sin confirmación en mi email. Así que los llamé. ¡Ah sí señora! todo en orden con la reserva. ¡¡¡GRAAACIAS!!! y respiré aliviada. El detalle: esa tarde me llamaron de la oficina del mayorista de turismo verificando cuando pasaría a pagar la reserva del hotel que ellos me habían hecho, y yo no les pude atender porque estaba reunida.

El miércoles los llamo y les repito que no la tomaré y entonces explotan ellos: debe pagar la penalidad por cancelar la reserva con menos de 72 horas. ¿¡¡QUEÉ?? Exploto yo: FORGET-IT. Mi agente de viajes no aparece, le mando emails, le dejo mensaje de voz. No voy a pagar nada, esa penalidad nunca me fue indicada, el estandar es 24 horas y yo cancelé con 25 horas de antelación. Señora, son las reglas, espere nuestra confirmación de si procede o no su reclamo.... pero esta señora ese día miércoles tenía asuntos más importantes que atender: dejar mi trabajo todo al día, resolver el tema del PIN, hacer maletas, buscar tiendas. Así que corté el tema y pensé en PANAMA.


Y a Panamá llegamos sanos y salvo. La agencia de viajes se entendió con el mayorista y no procedieron los cargos ficticios. El chequeo en el aeropuerto fue super veloz, el vuelo salió puntual y llegamos a un muy bien ubicado hotel -nada lujoso- listos para comprarle las cosas a bebé que está por nacer en pocos meses.

6 comentarios:

fitziane dijo...

Mamita, no te me estreses que el bebé lo siente y no le gusta. ¿Compraron todo bien? ¿Cuándo es la fecha de nacimiento?

Cariños desde China,
josianne

nieves dijo...

Te invito a que pases por mi blog donde te he dejado un premio.
Link: NIEVES SENTIMIENTO Y PASION
http://nievesfim.blogspot.com/2008/05/premio-buen-corazon.html
Saludos

martis dijo...

Fitzi: estoy trabajando en no estresarme.. a veces me cuesta mucho. Tuve un breakdown hace 3 semanas, fue terrible; allí me di cuenta que toqué fondo y me jalé las orejas porque estoy haciéndole daño a bebé.
Ya me recompuse, conscientemente estoy delegando tareas en casa y en el trabajo, estoy obviando detalles que suelen molestarme y son superlúos. Mi meta es que bebé nazca feliz y para ellos yo debo dejar mis andares habituales.
Gracias por estar siempre atenta. :-D
Bebé llega en agosto.

Besos!!

martis dijo...

Gracias por la visita y el premio Nieves.
¡Qué linda e inesperada sorpresa!
Saludos :-)

viagra online dijo...

A pesar de que fue un viaje muy rapido y de a ultima hora, creo cualquier viaje u oportunidad de salir del pais es buena, se conoce, se disfruta.

xl pharmacy dijo...

bueno la verdad es que esto es toda una comomidad, una vez estuve en costa rica con unos amigos, hicimos una excursion hacia la frontera con panama, la verdad es que es super barato comprar de todo en esta parte, me dijeron que al lado de panama es aun mas barato.