martes, junio 13

Karma personal: yo digo hasta cuando!

¿Alguna vez creiste en el karma? Lei que además del karma habitual que todos tenemos esta el buen karma, ese que nos devuelve frutos buenos, positivos, cuando hacemos alguna acción positiva y desinteresada a otra persona. De ese buen karma se habla poco y sin embargo sería una manera muy buena de llevar la vida:
haciendo acciones positivas por los demás, simplemente por tenerderle una mano a su favor, sin esperar nada a cambio.
Generalmente, uno se enfoca en el karma malo, ese que suele regresar con intereses cualquier acción directa o indirecta que hayamos hecho y que lesione a alguien. En este momento, tiendo a creer que estoy pagando un mal karma y arbitrariamente -como hago a veces hago- le puse una extensión máxima en tiempo a ese "pago". Dicen que todo lo que uno hace se regresa multiplicado por 2, entonces, mi karma es 2 x 2 = 2 acciones que duraron meses, y que deberé pagar por 2 años. Yo me trancé por año y medio, y la verdad es que ha sido más peso conocer que estoy pagando el karma que ignorarlo y vivir las circunstancias.

¿Qué pasaría si luego de decidir que mi Karma malo debe cesar, éste tan arbitrario como yo, decidiera seguir "cobrándose"? No sé si una pueda jugar partidas de todo o nada con el destino, no sé si uno pueda regir sobre los karmas y delimitarlos... quizá eso solo empeore la situación, alargando indefinidamente nuestro pago tanto como sea necesario, hasta que uno sea humilde y actúe en armonía con el universo.
Estas dudas me atacan la mente de cuando en vez... y trato de inyectarme optimismo para burlar el karma malo. Muchas veces desafiando la corriente he obtenido satisfacciones personales y el resultado ha sido positivo para otras personas que me rodean. Con el karma estoy tratando de hacer lo mismo.

Definitivamente mi enfoque había sido errado.
Okey, ya le puse una fecha tope. Inicialmente mi camino a continuación de esa fecha tope era destructivo: destruiría una situación familiar poco honesta, eliminando el foco del problema y rompiendo el equipo de trabajo. Ahora, desde el lunes, para ser exacta, cambié mi estrategia y me propuse un giro de 180 grados. Decidí que "Está bien. Puedo aceptar el karma. Viviré con él hasta la fecha tope que me puse; pero trabajaré para que el resultado sea positivo". Ayer revisando mi calendario lei esta frase "El amor puede llevarnos al infierno o al paraiso, pero siempre nos lleva a algún sitio. En necesario aceptarlo, pues es el alimento de nuestra existencia". Lo mismo ocurre con el karma. Es bueno o malo, no obstante siempre nos hace movernos en algun sentido, de uno depende el sentido que se le de.
Se dice fácil... espero mantener la perspectiva y actuar en consecuencia. El karma malo por mis acciones pasadas tiene sus días requete contados!

3 comentarios:

Evelyn dijo...

Según su traducción del Sánscrito, significa "acción y reacción", como si no tuviesemos suficientes cosas por las que hay que estar pendientes...

Monique dijo...

Martucha, ¿sabías que se puede disolver el karma? literalmente, disolverlo, y no tener que pagarlo, simplemente concientizando lo que hiciste y el aprendizaje... lee más en Internet.

Por cierto, el good karma se llama Darma... really, pero nada que ver con el Darma de la serie Lost... jejeje

Slds

single miguel dijo...

Hola, primera vez que vi tu blog, me ha gustado esta entrada, buscaba algo sobre el karma y me ha parecido muy interesante.

un saludo desde granada
single miguel