lunes, abril 2

Planes de Semana Santa: días de descanso para unos

... porque se olvidan del trabajo, de los exámenes, de las preocupaciones, y toman sus macundales para irse a la playa. El asunto es que miles de personas hacen lo mismo, y al mismo tiempo.

Irse para la playa estos días es una locura. Sin importar con cuanto cuidado se planifiquen las cosas termina siendo una odisea parecida a Domingo de Resurreción, la película venezolana de hace unas cuantas décadas. Preparar el viaje está lleno de rutinas cuyo leiv motiv es que ESO no nos vuelva a pasar. Me explico: si el año anterior sufruste por la cola, la comida de la carretera te dañó el estómago, trataste de comprar las bebidas en el lugar y no había, te insolaste, etc., pues este año estas seguro de que ESO no te vuelve a pasar porque ya sabes qué estrategias tomar.

En realidad, esas estretegias son meros MITOS:

MITO 1: Partir de madrugada ahorra tiempo
- A las 5:00 am están todos montados en el carro, manejas como cohete a 120 Kph en una avenida solitaria para llegar a la autopista y disfrutarla vacía. Realidad: al llegar a la autopista de oriente ya hay quinientos otros viajeros que madrugaron más que tú, y están antes que tú formado la cola que querías evitar.

MITO 2: Llevar vianda ahorra tiempo
- Para ahorrar tiempo y salvar el estómago, previo a la madrugada del viaje armas las viandas para el camino: sandwiches, refrescos, snacks; así evitas paradas innecesarias en la vía que puedasn afectar tu tiempo de recorrido. Realidad: en casa demoraste 15 minutos extra llenando el termo del café y cuando ibas a beber mientras manejas, descubriste que el termo está mal tapado y todo el café se enfrió. La bolsa de pan de sandwiches se "sudó" por el calor del carro y todos los panes que hiciste (de diablitos con queso; jamón; atún con mayonesa) se mojaron y parecen una masa pegostosa imposible de digerir. Los snacks que traías para mitigar el sueño del chofer, se los comieron los sobrinitos para superar el mal rato de los sandwiches. Para completar, los refrescos enlatados se batieron y cuando trataste de destaparlos sacándolas fuera de la ventana, el contenido se derramó, te corrió por los brazos y cayó en el carro, se ensució el vidrio por ambas caras, y el líquido restante (ese que casi te sorbes dentro del carro) se derramó en tu asiento cuando caiste en el hueco de la carretera. Resultado: necesitas hacer una parada de 2 1/2 horas para tomar café, limpiar el carro, lavarte las manos, comerte tus arepas, comprar snacks y seguir.

MITO 3: Comer en el carro ahorra tiempo
En la primera parada para echar gasolina, se aprovecha para comprar la comida para el grupo. Todo en bolsa, para llevar, muchas servilletas. En el carro se almacena un rollo de papel sanitario por si acaso, hay botellas de agua y bolsas para los desperdicios. Empezada la comilona quien conduce hace maniobras con una mano para agarrar la comida sin ensuciar, sujeta la botella de agua entre las piernas, le pide al copiloto que le eche salsita al sandiwich de pernil que intenta comerse. Realidad: aunque el conductor disminuye la velocidad mientras comen en el carro, algún pasajero ya derramó comida o bebida en el auto; tu sobrinito se mareó por comer en movimiento, y el olor de comida concentrado en el interior del auto ya los tiene verde. Cuando bajan la ventana para airear el carro, todas las servilletas salen volando. ¿Ahora? el conductor (que no puede controlar el carro con ese volante lleno de grasa) debe detenerse de emergencia porque el copiloto, después de bajarse un litro de agua, necesita hacer pipí y además, así evitas que tu sobrinito vomite todo el pollo frito sobre el bolso de playa.

Dicen por ahí que "del apuro solo queda el cansancio", y de esas maravillosas estrategias también. Seguro que tú tienes otras que deseas compartir. ¿Qué opinas?

6 comentarios:

Alejandra dijo...

Realmente esas rutinas no las sigo.. yo simplemente me quedo en casa y me enrrollo cual tequeño en mi edredon.. a ver peliculas, a leer libros. Amo la tranquilidad, el silencio de los vecinos que si se largan a hacer su maraton!

Excelente post, ojala la gente se diera cuenta que esta mas seguro en casa que en la calle :)

Lindisima dijo...

Bueno la verdad que a mi no me gusta salir en estos días prefiero quedarme y disfrutar de lo desahogado que esta caracas en estos días y ponerme al día con cierta cosas de la casa, y descansar, te deseo un feliz semana santa, disfruta mucho

mamutica dijo...

Llegué hasta aquí siguiendo la ruta del concurso de Montblanc...pero me pareció muy interesante tu espacio y me quedé "curioseando" y bueno, ahora con tu permiso te "enlazo" para seguirte leyendo.
Buenísimo este post, y totalmente de acuerdo con toditico lo que allí mencionas .. yo, particularmente prefiero coger mis macundales en temporada baja y asi disfrutar un mundo!!!!

Por cierto, enviaste la carta del concurso ?
Saludos

martis dijo...

Alejandra, bienvenida al blog. De pequeña hacíamos la de comer en el carro cuando el viaje era muuy largo y una vez comimos pescado frito. Ni imaginas el olor... lo peor fue en plena carretera lanzamos la bolsa de basura a un pipote y seguimos de largo, hasta que nos dimos cuenta de que no habíamos lanzado la bolsa de basura, sino la de trajes de baño. Tuvimos que regresar y perdimos al final, casi una hora de viaje en ese asunto.
Saludos!

martis dijo...

Linda viajar en temporadas es una locura, lo apoyo.Ahora bien, si haces viajes como el de El Loco de adentro, o la Flaca Simplona seguro que disfrutarás un mundo.
Espero que también hayas tenido una Semana Santa relax.
Besitos

martis dijo...

Mamutica, hola bienvenida al blog. Lamentablemente al final no mandé la carta. La hice, la pensé, la empaqueté y entre excusas que iban y venían se me acabó el mes. La tengo guardada para el 2008. Quizá añeja suene mejor y yo me anime definitivamente.
Saludos!