domingo, agosto 26

Nocturna: trasnochando por trabajo

... como hace tiempo no me tocaba.

Solo se explica por una mala organización de agenda laboral.
Quizá también por reticencia congénita a enfrentar proyectos donde tengo dudas e incertidumbres no despejadas a tiempo, lo que me hace concluir falsamente respecto a la complejidad de la labor y subetimar la tarea. La constante es que sabía desde el inicio que esto me podría pasar. Profesía autocumplida, dirán los psicólogos.

Estiré el tiempo al máximo. Hice las diligencias y visitas personales que había planificado, mientras la tarea de la oficina seguía abultando las teclas de la laptop. Son las 3 am. Tengo mucha hambre, tengo sueño y me duelen las piernas por la mala posición... quiero obviar la molesta espalda. Me falta una parte, pero por hoy mi estómago de nuevo gana. Mañana será otro día casero, planificado hace rato como comida familiar lo que traduce en horas de preparación, horas de disfrute, horas de compartir y horas de limpiar y ordernar post visita. Típico domingo pues.

Amanecerá lento. Hace rato que no me pasaba trasnochando así un fin de semana, así en serio, trabajando. Afuera la fiesta del vecino se extingue.

3 comentarios:

Oscuridad dijo...

A veces pasa. Solo asegúrate de que lo hagas por las razones correctas, por la gente correcta, de la forma correcta.

Besos, y buenas noches... Lamento no poder echrate una mano para que duermas antes. Al menos, te haré compañía.

Lindisima dijo...

Upps, espero que no sean seguido los trasnochos

pelirroja78 dijo...

Martis a veces toca...le pido a Dios que te de fuerzas y alegria de hacer las cosas...para que termines todo muy bien...Feliz dia del blog...pasaba a revisar tu blog y saber de que me habia perdido ...pero ya volvi con un poquito mas de tiempo

Un beso