jueves, noviembre 30

Compras nerviosas: mi reino por un Diablitos

Se ha convertido en pésima tradición el desvalijamiento de los anaqueles y estanterías de los supermercados en fechas previas a acontecimientos políticos importantes en el país. Las compras nerviosas son una lamentable realidad. Esta ocasión la cosa OBLIGATORIAMENTE se repetiría esta semana ante la inminente elección presidencial. La ansiedad se está apoderando de los ciudadanos.
Recuento de la semana previa a las elecciones del 3D:
Domingo:
Hicimos mercado quincenal el domingo. Todo parecía normal y corriente. Las tiendas con inventarios completos, completamente surtidos y con un volumen normal de consumidores.

Lunes:

Mi hermana me avisó "Hazte tu mercadito".Yo oídos sordos. El cántico "¿Tienes lista tu comprita de emergencia?, se lo hizo a mi mamá, y yo se lo repetí a mi suegra. Lo comentamos incluso en la oficina. Pero yo nuevamente polaca, YO no correré a hacer compras nerviosas... estaba convencida de eso.

Martes:
Ya en la noche la historia del supermercado era distinta. La llamada de mi esposo me hizo repensar mi postura. "Es la locura en el supermercado. Los pasilleros corren a rellenar los anaqueles para que no se noten vacíos... pero se están acabando los productos".
- ... ¿Será que hacemos compra adicional por si acaso?
- Bueno, ¿qué crees tú?
- Revisa la alacena. Hazte un inventario. Vamos a ver qué nos falta.... y entonces esta noche al salir de la oficina vemos.


Y no vimos. Al salir de la oficina no pudimos coincidir: él tenía trabajo, yo salí fastidiada y solo quería descansar.

Miércoles:
Se corrió la voz entre todos. Inventario solo alcanza para cubrir la 1era semana de diciembre. La prensa decía en voz alta lo que estábamos pasando. Parecía que el depósito de las utilidades solo alcanzaría para comprar los no-perecederos de siempre: leche, azúcar, pasta, harina pan... Yo no creo que compre nada adicional, la nevera está bien.
- Que bueno por mi casa ya no se consigue ni leche, ni pasta, ni una sardinita y ni hablar del atún. ¿Tu tienes diablitos y queso fundido?
- ¿YO? bueeeno, nop. Me queda una lata de atún... y diablitos siempre se consiguen.

- Nooooo. Que te estoy diciendo que los diablitos se agotaron, que no se consiguen. ¿Entendiste? Si consigues comprate un par de latas porque pasé por 3 supermercados y nada.

Y yo me muerdo la lengua. ¿Que se agotó el diablitos?. Seguro me está vacilando. Los diablitos no son alimento de 1era necesidad, eso nunca se agota. Esta gente siempre exagera. YO no haré compras nerviosas, nada, que solo es un fin de semana más.
Aumenta la venta de alimentos enlatados en 30%. Uhm.... los rubros más buscados incluyen diablitos, atún, sardinas, la comida enlatada en general se agota...
Durante una reunión en la tarde con un cliente el tema volvió surgir.

- Yo ya compré mis cosas ¿Y tú?
- Hicimos la compra quincenal, un poco de todo. Unos bistek, quesos, vino, champú... algo de vegetales.
- Entonces tienes todo ¿diablitos, leche, pilas, radio, velas de emergencia, fósforos?
- ¿Pilas y velas? no vale, ni había pensado en eso. De comida estamos bien.

... Mi despensa tiene de todo: platanitos, señoritas, un par de bolsitas de granos, vinos, tostadas integrales, vino,1 lata de diablitos, 3 latas medianas de atún... Ya se acabó la leche en polvo; tampoco tengo avena, ¡1 lata pequeñita de diablitos! increíble... quizá deba comprar un par de latas de diablitos medianas; mejor 4 ... y unas 2 de atún también serían útiles.

Jueves:
Ya chequeé que me depositaron. La ciudad parece tranquila. Salgo en breve. El plan A será detenerme en el Gama que tengo en la avenida. Si no consigo leche seguramente me detendré en el que queda cerca de casa de mi mamá... bueno, pensaba pasar a visitarla de todas formas, así que será algo normal.

YO no haré compras nerviosas. No apoyo esa clase de pánico. Nada de alarmismo. Estoy cómoda con lo que tengo y solo compraré un par de cositas que se me olvidaron el fin de semana. De paso verifico cómo está la alacena de mi mamá... y que Jesús chequee la de su mamá. Nunca se sabe, pero eso de estar días sin diablitos no me convence.

1 comentario:

Monique! dijo...

Martucha: yo puedo prescindir gustosamente para una amiga de una de las 15 latas de Diablitos que compré...

Te la vendo por 10 mil (¡estamos en tiempos de guerra!)

Avísame

Jeje