lunes, septiembre 4

Sueños que van y vienen: este es bueno!

He tenido sueños extraños en mi vida. Sueños que pueden variar desde la sensación de estar flotando por encima de paisajes extensos, viajando en carro a zonas rurales o caballerizas, toda la familia juntos y sentados en un carro inusualmente amplio; pasando por psicodelias inexplicables donde por momentos tengo cuerpo y rostro de hombre, mi papá es una especie de fantasma al estilo tío cosa, hasta llegar a escenas donde cual cámara subjetiva veo el borde de la carretera, en lo que sería la zanja al borde del camino en plana curva, siento que una bufanda me acaricia y luego bum! un sonoro y caliente disparo me hace sentir bien muertita.
He soñado locuras realmente. Mis hermanas y mi mamá son capaces de tener premoniciones del tipo horroroso que nadie quiere enfrentar jamás, porque ya uno sabe que su significado es desenlaces tristes para agonías conocidas o enfermedades silenciosas.
También he soñado cosas lindas, las más escasas porque suelen olvidárseme (a menos que sean muy especiales y despierten sensaciones positivas) y me gusta pensar que esos sueños serán solo antesala de buenas nuevas por venir.
Hace unas semanas me sorprende que soñé con que estaba embarazada... o alguna buena amiga, y hoy me entero de que un amigo del postgrado será papá en unos meses. Esa ha sido una noticia bella y positiva.....

En el otro lado del asunto, también soñó con embrazo mi esposo. El sueño de él sin embargo parecía una tragedia en ciernes pero indolora, incolora e insípida pues el embarazo no llegaba a término: la embarazada era una amiga que primero quería un aborto que luego no se lo hace; cuando la barriga ya estaba grandecita y –pensaría uno como espectador que el asunto llegará a su término habitual- se produce un incidente y con él aborto espontáneo. Como quiera que sea en todo ese proceso nadie siente duda, dolor, emoción, dicha, preocupación… nada pura y simple asepsia emocional. Iluminados, psicólogos, adivinos, magos y sabios en general, ¿qué les pueden decir estos sueños y retazos de sueños que recuerdo? Quizá todavía haya chance de salvar nuestra psique…jeje!

3 comentarios:

Monique dijo...

Wow, ese nuevo sueño tuyo promete hacernos tías ;-))

La verdad los sueños de embarazo son cada vez más comunes a nuestra edad porque la biología nos llama y nos está haciendo estragos.

Estamos en la edad idónea y muchísimas de las condiciones están dadas, especialmente a nivel mental tenemos la madurez (bueno, algunas, jejeje) para la nueva responsabilidad que a mediano o corto plazo muchas de nosotras (las teenagers cerveceras de ayer) estaremos desempeñando si Dios quiere.

Slds

Evelyn dijo...

Mi sueño más loco y a la vez el que más se ha repetido tiene que ver con playa, con un autobus, con que me preguntan "qué quiero ser cuando sea grande" siendo una adulta, con un viaje astral a una montaña, con verme a mi misma durmiendo, con que a veces no me hace falta caminar porque pienso y llego al sitio en cuestión...
Son fragmentos que se repiten una y otra vez... y lamentablemente nunca recuerdo el sueño completo, a pesar de que puedo levantarme y al instante dormir continuando el sueño... ¿qué loco no?
Y sí yo también quiero ser tía!!!

martis dijo...

eeeee... niñas, sin pasiones extremas. Ya lo dijo Calderón La vida es sueños y los sueños sueños son. Es decir: sí efectivamente la maternidad y niñitos y todo ese cuento es un futuro, el futuro se prolonga tanto como uno desee y mientras estés despierta mis queridas amigas me darán la felicidad de aprender de sus barrigas mucho antes de que yo me estrene con la mía. Jeje! Eve, ¿me dijiste que son 7? Besos! :-)