domingo, diciembre 31

¡Bye 2006, Welcome 2007!: deseos y promesas


Otro ritual de fin de año es hacer la lista de Promesas de Año Nuevo. Hay quienes hacen su lista de deseos para el día del Espíritu de la Navidad y luego la repeten el 31 al compáz de las campanadsa para asegurarse de que todo sea bien entendido por el universo y aprobado para su ejecución. Otras personas simplemente redactan su lista de promesas para recibir el año que nos llega con la mejor de las buenas intenciones... aunque duren lo mismo que la recién servida copa de champaña.

Yo suelo tener dificultades para hacer esa listita antes de la medianoche. De niña pedía miles de cosas y mis promesas incluían buenas notas en el colegio, buen comportamiento en la casa para "que no me regañen y me dejen tranquila"; más grandecita podían incluir a veces encontrar un novio, o lograr que me dejaran salir con mis amigos a más fiestas y quedarme más tarde.... creo que nunca pedí un carro ni un celular ni ninguna de esas tonterias que de adolecente nos parecían el mundo. Si recuerdo haber prometido estudiar mucho apra que me regalaran un GRAN viaje de graduación o para graduarme con honores en la universidad... y así entonces mis papás me premiarían con un GRAAAAN viaje sola por Europa.

De grande, pedí mucho por la salud de mi papá, y de mis familiares enfermos. Pedí por mejoras de la situación económica familiar, pedí por una buena pareja para mis hermanas o para que se graduaran en la universidad, o para que nos lleváramos bien en armonía como familia. Otras veces sé que pedí por la estabilidad de un ser querido, por el éxito de otro y por mi trabajo; por lograr conseguir un buen trabajo en mi carrera y ser exitosa y lograr desarrollarme con fuerza en una empresa trasnacional grande y consolidada. Pedí vivir en un PH amplio, con pisos de madera y mucho vidrio, grandes ventanales. He pedido muchas cosas; he hecho pocas promesas, y unos cuantos "tratos".

Sin embargo, jamás logro comerme las 12 uvas a la medianoche con los 12 deseos o promesas en la lengua. Me explico: luego del 4to o 5to deseo/promesa, comienzo a divagar, a pensar en lo que quiera hacer pasado mañana, en lo rica que quedó la cena, lo feliz que se ve mi familia celebrando unida y así hasta que son más de las 12:15 y se supone que debería tener vacío el recipiente de las uvitas.

Una vez escribí una lista de promesas. Creo que fue una de las noches vieja después de que murió mi papa. Jeje,... prometí entrar a un gimnasio, prometí tomarme la vida con más calma, prometí ayudar más en las labores de la casa y aportar más dinero a los pagos de la casa. Prometí por muchos años dominar un 3er idioma a la edad de 30 años y empezar el 4to idioma para dominarlo (nivel intermedio) a los 35 más tardar y mudarme un año al extranjero a probar suerte antes de los 28.

Creo que también prometí ser más independiente y hacer "olas" en mi vida para evitar que siempre tooodo el mundo hiciera la carga conmigo, jejejejeje.... si logré cumplir por más de 15 días alguna de esas promesas creo que fue mucho. Eventualmente sí aporté más dinerito al presupuesto familiar, fui ganando más autonomía en mis cosas -que no exactamente independencia formal-, estudié el 3er idioma y me fue bastante bien, pero me retiré antes de culminar el curso por decidir casarme. Ahora bien cosas como meterme en un gimnasio NONES, jamás... lo más lejos que llegué fue a la puerta de 3 centros a preguntar precios y horarios, saqué cuentas y listo.

Lo del apartamento lo logré por un muy breve período de tiempo hace 6 años y ahora, aunque sin duda necesito vivienda, podría matizar un poco las especificaciones del apartamento y quizá postergarla para el 2008, para no ser taaaaan avariciosa y ser más realista... ¿Este año reciclaré mis deseos y promesas no cumplidas a ver si tengo suerte? poco a poco las cosas suceden. Ya veré.

Tags:, , , , , , , ,
.

6 comentarios:

Juan Carlos Morgado dijo...

Feliz 2007 !!

... y que llegue con éxitos y mucha pero mucha suerte !!


saludos y un abrazo !!!

Adriana dijo...

Feliz año, para tí y tu familia!

Feliz 2007!

Monique! dijo...

Tal vez si nos pedimos metas más pequeñas, sea más fácil alcanzar las grandes.

Estoy leyendo un libro y la autora cuenta que, en su primera "lista", estaba puesto escribir un capítulo del libro por día...

Por supuesto nunca escribía nada. Ahora, cuando cambió y dijo que iba a escribir dos páginas por día, terminó el libro más rapidamente.

Me ha pasado tener que llevarme trabajo a la casa, más ahora que mi jefa está de reposo. Cuando prometo terminar algo ese día, definitivamente ni abro la laptop. Ahora, cuando simplemente me planteo "estar un ratico trabajando, hasta que me dé la gana", pues ahí me quedo "pegada" y avanzo mucho.

Un abrazo

Monique

martis dijo...

Juan Carlos gracias por pasarte por acá y permitirme conocer tu blog. Esta chévere!.
Gracias por tus buenos deseos, comenzar el año así es buen augurio, jeje.
Muy feliz año nuevo para ti tambien, que este 2007 sirva para que esas metas que has estado trabajando se concreten de forma exitosa. Un gran abrazo!

martis dijo...

Adrina ¿cómo te consigo? pásame tu URL para visitarte.También te mando un gran saludo de año nuevo, espero que se cumplan tus metas y que la pases muy bien.
Mucho éxito y prosperidad.
Saludos :-)

martis dijo...

Moniquita, gracias por el consejo pondré en práctica. Ahora bien, eso de las metas pequeñas funciona, siempre y cuando tengas unas mas grandes de motivador principal porque de lo contrario uno se pierde en detalles. Recuerda el viejo dicho: piensa en grande y grandes cosas suceden.. (no sé si es o no un dicho real, pero me gusta usarlo, jeje)
Besitos!!