lunes, diciembre 4

Elecciones Venezuela: una batalla que se pierde... otra vez

Iba a hacer un recuento de los 3 últimos días que me alejé del blog mientras vivíamos el ambiente preelectoral del país. Dejé pendiente el post del Día Mundial del Sida, dejé el post de los preparativos preelectorales, dejé incluso el post del 3D cuando resumiría la situación del país que vi en mi recorrido por las calles de Caracas.
Incluso dejaré de lado la indignación de haber visto cómo los militares del "glorioso Plan República" abrían paso para que un microbus se estacionara en la entrada del Colegio La Consolación, y de él descendieran mucho nuevos votantes rojos que debían ser ingresados en las actas totalizadoras de ese centro de votaciones, a pesar de que YA SE HABIA CERRADO por carecer de electores en cola y ser MAS de las 4 de la tarde. Es decir, por actuar apegado a la Ley. También dejaré eso de lado.

Me centraré en el despertar luego de la batalla. El shock del cambio de la realidad posible por la realidad obligada que tenemos que vivir en este momento, es difícil de manejar. Es difícil pero es imposible quedarse pegado en el dolor, en el sinsabor del fraude que sabemos que está pero que al ser tan sutil (en cierta forma) nos deja con la boca abierta de asombro. En este momento, puedo decidir no quedarme pegada en el piso, sintiéndome que nuevamente nos metieron el palo y nos dejaron en la lona apegados a una legalidad que en Venezuela No existe.
Ya me levanté del piso. ¿Rápido no? Pues es simple. La oposición en 3 meses logró hacer más de lo que se había logrado en los últimos 4 años: nos unimos a un proyecto país más lógico, nos unimos en torno a una figura que lo hacía posible y quien tienen una conducta proba. No quisiera estar en sus pies al momento de hablar ante las cámaras. Seguro que Rosales tuvo que agarrarse de todas las convicciones, creencias y decisión que lleva dentro de sí para, que con cabeza sensata hablara como habló.
Ganar la guerra es algo trabajoso. Ganar la guerra tal como lo plantea el actual presidente reelecto, es algo de estrategia, de oportunidad, de perseverancia, de convicción. Yo estoy segura que cada vez es más posible salir de este individuo por la manera correcta, la legal, la que no deja dudas de que en este país hay un camino alterno que no pasa por las arbitrariedades, la fuerza bruta ni la mediocridad.

Yo me levanté como luego de una batalla donde perdimos, adolorida pero esperanzada. Molesta; evaluando lo que pasó; reclamando a los que se quedaron en sus casas y a quienes no asumieron su compromiso con el presente y el futuro del país; pero con un mejor norte y en armonía con mi conciencia porque asumí mi responsabilidad ante la vida, senté posición al igual que más de 3 millones de venezolanos que NO TENEMOS MIEDO Y ESTAMOS FIRMES DEFENDIENDO LO QUE SABEMOS QUE ES LO MEJOR.

Yo me leanté lento pero seguro. Anoche lloré, me lamenté y me abatí mucho, pero la vida sigue. Los triunfos se planifican como un proyecto cuidadoso y delicado. La oposición avanzó bastante, Chávez sabe que 40% de quienes vivimos en este país estamos con la cara al aire, de frente, sin temor -a pesar de que se siguen avecinando tiempos muy duros para mi país- Lo lamento por quienes prefirieron esconderse en sus casas creyendo que ayer se armaría una guerra y ni siquiera intentaron "arriesgarse" a ser ciudadano. Hoy el camino para reorganizar las fuerzas será tedioso y siempre habrá posiciones encontradas pero la batalla es solo eso, una ocasión. Adelante quedan otras y cada vez estaremos más cerrados, más cerca y eso es inminente.

Sé que pronto llegaremos a decirle a este pana y su trib:u Señores, este país, Venezuela, los venezolanos nos merecemos UN FUTURO MEJOR. Hasta aquí los trajo el río.
.
.
.
Hagan como Barreto que el mismo sábado ya tenía sus maletas llenas de dólares, listo para irse en su Vaca Sagrada... pero lo agarraron. El dicho ese de que al hundirse el barco las ratas son las primeras que salen corriendo parece oportuno en esta ocasión. Pronto amanecerá y veremos.

7 comentarios:

Angelo dijo...

Hola Martis, la indignacion es de 40% de los venezolanos, pero considero que mas indignados deberian estar aquellas casi 5 millones de personas que no comprendieron que estas elecciones eran vitales para el pais y para ellos tambien, estoy claro que la idiosincracia del venezolano es dejar que otros resuelvan nuestros problemas, pero en este caso realmente se necesitaban esos votos para poder haber cambiado el resultado.

Igualmente estaba claro que se competia contra todo un sistema electronico donde se podian esperar muchas cosas y no flores ni pajarito preñados como considero el comando de rosales lo esperaba, hubo exceso de confianza a raiz de los resultados de la marcha en caracas, pero no contaron con ese efecto llamado "abstencion". La pregunta que viene ahora es, ¿que va a pasar? bueno lo resumo en esta respuesta, mas radicalizacion y si quieren tener un mejor panorama de la venezuela que nos espera los invito a leer este libro titulado "Rebelion en la Granja" del autor George Orwell donde en una fabula agradable el autor nos describe el sistema comunista de la rusia de los años 40 cuando Stalin implantaba su famosa revolucion en la rusia de esa epoca, los invito a que la lean para que al menos tengamos una idea y en funcion de eso podamos tomar desiciones sobre lo que debemos hacer y/o no hacer de ahora en adelante.

Te felicito por tu blog y te invito a que visites el mio titulado el Blog de Angelo cuyo enlace es http://rcaa.wordpress.com

Saludos
Angelo

JiribOSO dijo...

Martis muchisimas gracias por pasar por mi blog diciendo esas palabras tan bonitas, de verdad que hacen falta y mas en estos momentos de tanta tension que por lo menos yo tengo...

Primero que nada te quiero pedir permiso para hacer del comentario que me enviaste un post para mi blog ya que me parecio buenisimo, y segundo quisiera comentarte que esto no lo para nadie... la gente cerrara las empresas porque no vale la pena invertir, la gente se convertira en mas pobre aun, y ahi es donde termina de entrar la dictadura...

Saludos

martis dijo...

Angelo, gracias por visitarme. Pasaré por tu blog a conocerlo con más calma. La indignación pana, la impotencia, el luto.. pero POR AHORA. Todo este triunfo del actual presidente es POR AHORA. La rebeliòn de la granja, es excelente libro, muy propicio tu ejemplo.
Regresa pronto!
saludos

Evelyn dijo...

Amiga... ya no se qué pensar, no se si esas esperanzas tienen sentido, no estoy segura de nadie ni de nada...
Un abrazo sentido...

Jesús Nieves Montero dijo...

No se afanen por nada, dice la Escritura...

Y a cada cochino le llega su sábado un dicho popular...

Salud y resistencia!

j.

martis dijo...

OSO gracias por visitarme y por lo que me comentas. No perdamos la convicción tenemos que reponernos en nuestros pies y seguir firmes. Puedes usar el comentario, gracias por el honor. :-)
Saludos, regresa cuando quieras.

martis dijo...

Amiga el asunto es duro, doloroso, lloré mucho la noche del 3D y hoy amanecí como abrumada, sorprendida, indignada. Y luego de salir y ver la calle MUERTA empecé a respirar de nuevo. Hay que evaluar los logros que tuvimos ayer. Rosales logró que 4 millo. de venezolanos se pararan SIN miedo a votar. Imaginate qué hubiera pasado en una campaña de 6 meses, que es lo típico. Piensa que el chavismo dudó, se chorreó; movió tanquetas en varias zonas para asustar a la gente; llevó microbuses a los centros para sumarse puntos; nuevamente uso a militares (¿?) y motorizados para apabullar y la gente siguió allí en su cola, firme. ¿Qué nos dice eso? que éste es el líder que faltaba para rajar las bases frágiles del chavismo fanántico y desmedido, y las quebraremos con él por nuestro futuro. No se amilane amiga, lo que viene no será fácil; tampoco lo fue el 11A, ni las 2 intentonas de los '90. Rosales nos dió su POR AHORA y yo al menos pienso apoyarlo, yo pienso seguir allí, defendiendo lo que creo y este pana me ha ayudado a creer que es posible de verdad, de cerquita. El clan rojo va de salida. Eso lo se.
Un beso y ánimo. Nosotros podemos :-)